Cal apagada (hidroxido calcico cl 80-s) (saco 20 kg)

Se utiliza en la fabricación de morteros, con una trabajabilidad y plasticidad mucho más elevadas que las del cemento, y como revestimientos de paredes interiores y exteriores (enfoscados).

La presencia de la cal da al material una gran permeabilidad, tanto del aire como del vapor de agua, desapareciendo así los problemas relacionados con la humedad.

Desde la antigüedad, la cal ha sido el conglomerante más usado en la construcción. A partir de finales del siglo XIX, el cemento ha apartado la cal de la fabricación de morteros. Sin embargo, en la actualidad, la necesiad de rehabilitar edificios y restaurar monumentos históricos, junto a las ventajas que dicho conglomerante ofrecen, ha hecho que los morteros de cal renazcan.

VENTAJAS DE LOS MORTEROS DE CAL:
La característica más importante de los morteros de cal se debe a una caracterísitica del hidróxido cálcico, que una vez puesto en obra reacciona lentamente con el dióxido de carbono de la atmósfera en presencia de la humedad, formando carbonato cálcico, y en consecuencia, ganando dureza progresivamente.

La cal puede usarse como conglomerante único (morteros de cal) o bien en mezclas con yeso o con cementos, dando lugar a los morteros mixtos.

Las características que la cal da a los morteros, son las siguientes:
-Buena plasticidad y trabajavilidad
-Retracción débil
-Gran elasticidad que favorece la adaptación a las deformaciones del soporte
-Constancia de volúmen bajo condiciones variables de humedad
-Permeabilidad al vapor de agua permitiendo que los muros "respiren"
-Buen aislamiento térmico y acústico
-Evita la aparición de eflorescencias

Densidad: 1 m3 son 1500 kg

CAL80S

Cantidad por embalaje: 1


Precio: 3,96 €   1 / Ud
Cantidad (Ud):

VOLVER IMPRIMIR